Saltar al contenido
Monitor Multiparamétrico

Monitor Multiparamétrico

Los monitores electrónicos de signos vitales han sido comunes en los hospitales durante más de 40 años. En la televisión o en las películas, comienzan a hacer ruidos, y los médicos y las enfermeras salen corriendo cuando esto sucede.

Es posible que te preguntes qué significan los números y los pitidos.

Aunque hay muchas marcas y modelos diferentes de monitores multiparámetro de signos o constantes vitales, la mayoría de las veces funcionan de la misma manera.

Monitor multiparametro de signos vitales
Monitor multiparámetro de signos vitales

Cómo funcionan

Pequeños sensores conectados a tu cuerpo llevan información al monitor. Algunos sensores son parches que se adhieren a la piel, mientras que otros pueden estar sujetos a uno de sus dedos. Los dispositivos han cambiado mucho desde que se inventó el primer monitor cardíaco electrónico en 1949. Muchos hoy en día tienen tecnología de pantalla táctil y obtienen información de forma inalámbrica.

Los monitores más básicos muestran la frecuencia cardíaca, presión arterial y temperatura corporal. Los modelos más avanzados también muestran cuánto oxígeno transporta la sangre o cómo de rápido está respirando el paciente conectado.

Algunos incluso pueden mostrar cuánta presión ejerce sobre el cerebro o cuánto dióxido de carbono está exhalando. El monitor emitirá ciertos sonidos si alguno de los signos vitales cae por debajo de los niveles seguros.

Qué significan los números

Los principales parámetros monitorizados son:

Frecuencia cardíaca (FC): los corazones de los adultos sanos suelen latir de 60 a 100 veces por minuto. Las personas que son más activas pueden tener frecuencias cardíacas más lentas.

Presión arterial (PA(: es una medida de la fuerza sobre las arterias cuando el corazón late (conocido como presión sistólica) y cuando está en reposo (presión diastólica). El primer número (sistólico) debe estar entre 100 y 130, y el segundo número (diastólico) debe estar entre 60 y 80.

Temperatura (TEMP): La temperatura corporal normal generalmente se cree que es de 37 ºC (98.6 F), pero en realidad puede ser de menos de 37 grados C a un poco más de 37 sin preocupación.

Respiración o frecuencia respiratoria (FR): un adulto en reposo normalmente respira de 12 a 16 veces por minuto.

Saturación de oxígeno (SpO2): este número mide la cantidad de oxígeno que hay en la sangre, en una escala de hasta 100. El número normalmente es 95 o superior, y cualquier valor por debajo de 90 significa que el cuerpo puede no estar recibiendo suficiente oxígeno.

Si alguno de los signos vitales aumenta o cae fuera de los niveles saludables, el monitor emite una advertencia. Esto generalmente implica un pitido y un color intermitente. Muchos destacan el problema para leerlo de alguna manera. Si uno o más signos vitales aumentan o disminuyen bruscamente, la alarma puede sonar más fuerte, más rápido o cambiar de tono.

Esto está diseñado para informar que algo está sucediendo, por lo que la alarma también puede aparecer en un monitor en otra habitación. A menudo, las enfermeras son las primeras en responder, pero las alarmas que advierten sobre un problema potencialmente mortal pueden hacer que varias personas se apresuren a ayudar.

Pero una de las razones más comunes por las que se dispara una alarma es porque un sensor no obtiene ninguna información. Esto podría suceder si uno se suelta cuando se mueve o no funciona como debería.

Métodos de registro de señales

Los métodos utilizados por los monitores de constantes vitales para medir las señales captadas son:

Pulsioximetría

La pulsioximetría o oximetría de pulso es un método no invasivo para monitorizar la saturación de oxígeno de una persona. Aunque su lectura de la saturación periférica de oxígeno (SpO2) no siempre es idéntica a la lectura más deseable de la saturación de oxígeno arterial (SaO2) los dos están correlacionados lo suficientemente bien como para ser un método seguro, conveniente y no invasivo.

Se trata de un método económico y valioso para medir la saturación de oxígeno en el uso clínico.

En su modo de aplicación más común (transmisivo), se coloca un dispositivo sensor en una parte delgada del cuerpo del paciente, generalmente la punta de los dedos o el lóbulo de la oreja, o en el caso de un bebé, en un pie.

El dispositivo pasa dos longitudes de onda de luz a través de la parte del cuerpo a un fotodetector. Mide la absorbancia (relación entre la intensidad que sale o se transmite con la que ingresa o incidente) cambiante en cada una de las longitudes de onda, lo que le permite determinar las absorbancias debidas solo a la sangre arterial pulsante, excluyendo sangre venosa, piel, hueso, músculo, grasa y (en la mayoría de los casos) esmalte de uñas.

ECG

Un electrocardiograma, abreviado como EKG o ECG, es una prueba que mide la actividad eléctrica de los latidos del corazón. Con cada latido, un impulso eléctrico (u “onda”) viaja a través del corazón. Esta onda hace que el músculo apriete y bombee sangre del corazón. Un latido cardíaco normal en el ECG mostrará la sincronización de las cámaras superior e inferior.

Las aurículas derecha e izquierda o las cámaras superiores forman la primera onda llamada “onda P”, siguiendo una línea plana cuando el impulso eléctrico va a las cámaras inferiores. Las cámaras o ventrículos inferiores derecho e izquierdo forman la siguiente onda llamada “complejo QRS”. La onda final u “onda T” representa la recuperación eléctrica o el retorno a un estado de reposo para los ventrículos.

Un ECG proporciona dos tipos principales de información:

  • Primero, midiendo los intervalos de tiempo en el ECG, un médico puede determinar cuánto tiempo tarda la onda eléctrica en atravesar el corazón. Descubrir cuánto tarda una onda en viajar de una parte del corazón a la siguiente muestra si la actividad eléctrica es normal o lenta, rápida o irregular.
  • En segundo lugar, midiendo la cantidad de actividad eléctrica que pasa a través del músculo cardíaco, un cardiólogo puede determinar si las partes del corazón son demasiado grandes o están sobrecargadas de trabajo.

Presión arterial no invasiva (PANI)

La mayoría de los monitores de presión arterial no invasivos utilizan la técnica oscilométrica. El manguito se coloca en el brazo del paciente y la vejiga del manguito se infla con aire hasta que la presión externa excede la presión sistólica intraarterial y cesa el flujo arterial que pasa por el manguito.

La presión de la vejiga del manguito se libera lentamente. Un sensor de presión dentro del manguito detecta las pulsaciones arteriales como oscilaciones.

A medida que disminuye la presión del manguito, las oscilaciones aumentan en amplitud hasta un máximo, lo que representa la presión arterial media (PAM). La amplitud de oscilación luego disminuye hasta ser mínima. La única presión realmente medida es la presión en el punto de amplitud máxima.

La computadora utiliza un algoritmo o parámetros designados por los fabricantes para producir las lecturas de presión arterial sistólica y diastólica. Por ejemplo, las presiones sistólica y diastólica pueden calcularse como las presiones a las cuales las amplitudes son un porcentaje fijo de la oscilación máxima. Cada fabricante tiene su propio método, lo que significa que puede haber una variación considerable entre las máquinas.

Capnometría

La capnometría (en griego kapnos “humo” y metron “medir”) es un procedimiento médico para medir y controlar el contenido de dióxido de carbono en el aire exhalado de un paciente.

Los dispositivos que solo proporcionan los valores numéricos puros se denominan capnómetros. Los capnógrafos también representan la curva asociada. La introducción de la capnometría junto con la oximetría de pulso (medición de la saturación de oxígeno en la sangre) ha llevado a una reducción significativa de las complicaciones en pacientes ventilados.

Elementos del monitor médico

Un monitor médico o monitor fisiológico es un dispositivo médico utilizado para el monitoreo. Puede consistir en uno o más sensores, componentes de procesamiento, dispositivos de visualización (que a veces se denominan “monitores”), así como enlaces de comunicación para mostrar o registrar los resultados en otra parte a través de una red de monitorización.

Sensores

Los sensores de los monitores médicos incluyen biosensores y sensores mecánicos.

Componentes de traducción

El componente de traducción de los monitores médicos es responsable de convertir las señales de los sensores a un formato que pueda mostrarse en el dispositivo de visualización o transferirse a una pantalla externa o dispositivo de grabación.

Dispositivo de visualización

Los datos fisiológicos se muestran continuamente en una pantalla CRT, LED o LCD como canales de datos a lo largo del eje de tiempo. Pueden ir acompañados de lecturas numéricas de parámetros calculados en los datos originales, como valores máximos, mínimos y medios, frecuencias de pulso y respiratorias, y más.

Además del seguimiento de los parámetros fisiológicos a lo largo del tiempo (eje X), las pantallas médicas digitales tienen lecturas numéricas automáticas de los parámetros de pico y / o promedio que se muestran en la pantalla.

Los dispositivos de visualización médica modernos utilizan comúnmente el procesamiento de señal digital (DSP), que tiene las ventajas de la miniaturización, la portabilidad y las pantallas de parámetros múltiples que pueden rastrear muchos signos vitales diferentes a la vez.

Las antiguas pantallas analógicas de pacientes, en contraste, se basaban en osciloscopios y tenían un solo canal, generalmente reservado para la monitorización electrocardiográfica (ECG). Por lo tanto, los monitores médicos tienden a ser altamente especializados. Un monitor rastrearía la presión arterial de un paciente, mientras que otro mediría la oximetría de pulso, otro el ECG.

Los modelos analógicos posteriores mostraron un segundo o tercer canal en la misma pantalla, generalmente para controlar los movimientos de respiración y la presión arterial. Estas máquinas se utilizaron ampliamente y salvaron muchas vidas, pero tenían varias restricciones, incluida la sensibilidad a la interferencia eléctrica, fluctuaciones de nivel base y ausencia de lecturas numéricas y alarmas.

Enlaces de comunicación

Varios modelos de monitores de parámetros múltiples son conectables en red, es decir, pueden enviar su salida a una estación central de monitorización de UCI, donde un solo miembro del personal puede observar y responder a varios monitores de cabecera simultáneamente. La telemetría ambulatoria también se puede lograr con modelos portátiles que funcionan con baterías y que son transportados por el paciente y que transmiten sus datos a través de una conexión de datos inalámbrica.

El monitoreo digital ha creado la posibilidad, que está siendo completamente desarrollada, de integrar los datos fisiológicos de las redes de monitorización de pacientes en los registros de salud electrónicos hospitalarios emergentes y los sistemas de gráficos digitales, utilizando estándares de atención médica apropiados que han sido desarrollados para este propósito por diferentes organizaciones. Este nuevo método para registrar los datos del paciente reduce la probabilidad de error en la documentación humana y eventualmente reducirá el consumo general de papel.

Además, la interpretación automática de ECG incorpora códigos de diagnóstico automáticamente en los gráficos. Software integrado del monitor médico puede encargarse de la codificación de datos de acuerdo con estos estándares y enviar mensajes a la aplicación de registros médicos, que los decodifica e incorpora los datos en los campos adecuados.

La conectividad a larga distancia puede servir para la telemedicina, que implica la prestación de atención clínica de salud a distancia.

Otros componentes

Un monitor médico también puede tener la función de producir una alarma (como el uso de señales audibles) para alertar al personal cuando se establecen ciertos criterios, como cuando algún parámetro excede los límites de nivel.

Aparatos móviles

Se abre un alcance completamente nuevo con monitores portátiles, incluso en el transporte de sub-piel. Esta clase de monitores entrega información recopilada en redes de área corporal (BAN) a, por ejemplo, teléfonos inteligentes y agentes autónomos implementados.

Tipos de monitores de constantes vitales

Existen diferentes tipos de monitores de paciente según el uso que se necesita. Se pueden dividir principalmente en fijos o compactos, modulares y portátiles. Además pueden variar según las funcionalidades o características de medición que se requieren, unos dispondrán de más mediciones de parámetros que otros.

Algunos disponen de pantalla táctil y otros vienen con impresora incorporada, aunque el uso del papel se está reduciendo cada vez más, pasando la información a tratarse en aplicaciones de monitorización desde ordenadores centrales o incluso desde los teléfonos inteligentes.

Entre los diferentes tipos, según funcionalidades, podemos mencionar:

  • Adulto o pediátrico
  • Anestesia
  • Veterinario
  • Neonatal

Además de monitores de signos vitales te puede interesar: